El excéntrico yate de Paul Allen

Yate Octopus Paul Allen

Yate a la medida

Con un precio estimado de 200 millones de dólares para su construcción, este yate hecho a la medida tiene más de lo que uno quisiera en su propio hogar. Con espacio para 26 invitados, repartidos en las 41 suites con las que cuenta esta icónica embarcación, “Octopus” está listo para cumplir con todos los caprichos que cualquiera pudiera imaginar.

Construido por la empresa alemana Lurssen con años transcurridos en el proceso, fue oficialmente revelado en el año 2003. Con una longitud de 127 metros, hasta el momento es uno de los 10 yates más largos del mundo. El peso aproximado de la embarcación ronda las 9000 toneladas.

Yate excéntrico a la medida

Octopus tiene entre sus ocupantes más de sesenta trabajadores fijos, que mantienen el bote a raya para cuando su excéntrico dueño quiera usarlo. El costo de mantenimiento, así como el salario de todos sus empleados ronda los 384 mil dólares a la semana, lo que suma una cantidad cercana a los 20 millones de dólares al año.

Cuenta con cosas que parecen salidas de un videojuego, donde el dinero es infinito y todos los caprichos de millonario son cumplidos. Con un “pequeño” yate de 20 metros de largo que tiene como función principal el traslado de los pasajeros de la costa a la embarcación principal, tiene como nombre Man-of-War. Además cumple con el transporte de lo necesario para las comidas que se den a bordo.

Además, dos submarinos están anclados al gigante yate, los cuales sirven para que los invitados exploren las profundidades del mar que estén navegando. El primero llamado Pago, tiene una capacidad máxima de diez personas y puede permanecer sumergido hasta ocho horas. El segundo puede ser operado remotamente, y ha sido utilizado por Google para un proyecto llamado Explore The Ocean.

Otras excentricidades con las que cuenta este largo bote son dos helipuertos montados en las orillas de la embarcación, para el arribo simultáneo de dos aeronaves para el beneplácito del dueño y sus millonarios amigos. Si te dijera que con todo lo antes mencionado, también podrás encontrar en sus pasillos un estudio de grabación, ¿te sorprenderías? Creo que no. Pero artistas como Mick Jagger, U2, Johnny Cash entre otros han estado abordo de este yate y, presuntamente, han utilizado ese estudio para sus creaciones.

Así como el barco y sus “accesorios” han sido utilizados para exploraciones submarinas, en marzo de 2015 se anunció que un grupo de trabajadores del barco había encontrado los restos de un avión japonés que databa de la Segunda Guerra Mundial, cercano a las costas de Filipinas. Además, en 2012, el yate fue prestado a la Marina Real del Reino Unido, con el propósito de encontrar una campana que venía en una de las embarcaciones caídas en la misma guerra, sin tener resultado favorable debido al mal clima.

Sin duda el dinero no es un problema para el co-fundador de Microsoft. Paul Allen tiene capital de sobra y este yate de lujo es solo un pellizco a su enorme fortuna.

Si deseas saber más sobre Yates, puedes visitar el blog de Arturo Ortega aquí