Cómo las reuniones eficaces eliminan el drama del lugar de trabajo

¿Usted teme tratar con el personal. Nadie se lleva bien, todo el mundo se siente abrumado y la negatividad es tan gruesa que podría cortar con un cuchillo?, incluso si aumenta las ventas, ¿su dinero se filtra en la rotación y el absentismo? -Esto va a sorprenderle, pero usted podría resolver fácilmente este problema si usted aprendiera cómo facilitar una reunión eficaz con su personal.
El problema es que la mayoría de los gerentes no saben cómo celebrar una reunión efectiva, y mucho menos plantean cuestiones delicadas de una manera en que se fomente la creación de equipos y la comunicación abierta.
Además, los líderes a menudo evitan reunirse con personas clave porque no tienen las habilidades, no ven el valor, o perciben que las reuniones son una pérdida de tiempo o más trabajo. Esto es cierto si usted no tiene las habilidades o recursos para crear un resultado deseado: mayor productividad, solución de problemas y un mayor trabajo en equipo.

juntas de negocios
Uno de los mayores problemas de los propietarios de pequeñas empresas y los gerentes es que no saben cómo aprovechar su mayor recurso: su gente. La solución es tan simple como comprometerse con una reunión semanal, facilitar con una historia y abrirse para la discusión.
La reunión
Reunión de 20 a 30 minutos una vez por semana con una agenda establecida crea un marco para mantenerse al tanto de los problemas actuales, crear una lista de verificación de los elementos de acción y hacer cada persona responsable de sus compromisos. Esto es tan cierto para una empresa con un empleado como lo es para un departamento dentro de una empresa que tiene miles de empleados. Programe sus reuniones al principio de la semana de trabajo el lunes por la mañana o al final de la semana los viernes por la tarde.
Facilitación
Si desea compromiso con los empleados debe dejar de predicar y comenzar a facilitar. Las personas se adhieren a lo que crean y cuando una mejora en la construcción de equipos o servicio al cliente es su idea, tanto mejor. Una gran técnica de facilitación es compartir un ejemplo o una historia personal y luego hacer una pregunta. Por ejemplo, a menudo comparto un ejemplo de un mal restaurante para ilustrar el papel de la cocinera, la mesera y el gerente para  hacer que el servicio al cliente sea un punto de todos los negocios.
La pregunta
Luego haga una pregunta o varias preguntas para facilitar la discusión. Si pide a los empleados que describan experiencias similares de mal servicio, se comprometen. Entonces, cuando se les pregunta cómo solucionar el problema desde el punto de vista del gerente o desde el punto de vista de la mesera, se convierten en pensadores estratégicos. Además, los ha escuchado para que se conviertan en solucionadores de problemas.
Si usted está experimentando demasiado drama puede intentar seguir estos consejos o llamarle a un experto como Labor Mexicana para que le ayude a solucionar el tema.